Ya comenté en un artículo que estuve viviendo mucho tiempo en Londres. Pero no empecé a trabajar allí.

Mi primer trabajo con 18 años recién cumplidos fue en Grasmere, en el Distrito de los Lagos. La zona más bonita de Inglaterra para mi gusto.

De hecho, el Lake District es de los sitios que más recomiendo para viajar por muchos motivos.

Te explico por qué. Pero antes te dejo un video para que vayas viendo de qué hablo y que no exagero.

¿Qué te ha parecido? Una pasada, ¿verdad?

Si hay algo que tiene el Lake District en la Región de Cumbria es precisamente que es precioso.

Vamos al lío…


¿Quieres saber cuanto saldría un vuelo al Lake District?

El aeropuerto más cercano al Lake District es el de Carlisle. Sin embargo hay pocos vuelos y son caros. Quizás desde Manchester sea una mejor opción.


El Lake District es un gran desconocido.

Pocas personas (al menos que yo conozca) conocen de la existencia de este lugar maravilloso, al igual que pasa con otros lugares fantásticos de Inglaterra como «The Jurassic Coast».

Es un hecho que el Lake District es principalmente un sitio de turismo británico.

Una vez que estás allí prácticamente no ves a casi nadie de otras nacionales, lo cual tiene su encanto.

Puedes estar seguro que el Lake District es mucho más Inglaterra que ciudades como Londres o Manchester.

Y en realidad tiene su encanto ver a los británicos en su propia salsa. De verdad que si.

Montañas y lagos: El sueño de cualquier senderista.

Ante todo el Lake District es precioso.

Hay lagos por toda la región y la gran mayoría son extremadamente bonitos.

En cada lago hay un pueblecito, normalmente bastante pequeño (aunque no todos lo son), con mucho encanto.

Y por supuesto de ellos salen mogollón de rutas para hacer senderismo o rutas en bicicleta.

También puedes navegar en los lagos o hacer otras actividades menos activas como tomarte una buena cerveza a las orillas del mismo.

No todo va a ser sudar.

Un sitio perfecto para acampar.

Los hoteles en el Lake District suelen ser bastante caros.

También tienes la opción de quedarte en un Bed and Breakfast, que hay muchísimos y suelen ser más económicos, aunque aún así, te dejas un buen dinero.

Mi opción preferida es acampar.

Los campings de Inglaterra son una pasada.

Primero porque no están parcelados y puedes poner la tienda donde quieras y después que son más «libres» que en España.

Por ejemplo, puedes hacer una barbacoa donde quieras porque hay menos peligro de incendios.

También están menos masificados.

La cosa es que por cuatro duros pones tu tienda a la orilla de un lago y por la noche haces disfrutas de hacer una barbacoa en un entorno inmejorable.

No se puede pedir más.

El tiempo y el dinero. Los grandes contras.

Ahora bien, no todo es perfecto.

El Reino Unido, y especialmente, la zona de montañas, tiene que clima que tiene y si vas te arriesgas a que no pare de llover.

Estoy hablando de ir en verano por supuesto. Si vas en invierno es mucho frío, mucha nieve y muy poco sol.

El riesgo es evidente, pero a mi me salió bien.

La otra pega es el precio.

El Lake District es una zona bastante turística y por lo tanto todo en general es bastante caro.

Desde comer, hasta dormir, pasando por hacer cualquier actividad.

Si tienes un presupuesto ajustado te recomiendo mil veces ir a algún sitio como Zakopane en Polonia, pero si puedes permitírtelo, el Lake District te aseguro que no te defraudará.


Y hasta aquí mi recomendación.

Escribiré otro artículo comentando una ruta que intentamos hacer y que no conseguimos completar. Pero por ahora, me conformo con haberte hecho descubrir un lugar mágico que merece mucho la pena.

Y por supuesto, aprovecho para agradecer a Carmen por acompañarme en uno de los viajes más bonitos que he hecho en mi vida.

¡Gracias por leer y te dejo algunas guías por si te son de utilidad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba