No es una exageración decir que Londres alberga algunos de los mejores museos del mundo. Museos como el Museo Británico, el Victoria & Albert o el Museo de Ciencias podrían fácilmente declararse como de los mejores en sus respectivos rubros (¡además de ser gratis!), pero con todas estas instituciones de alto vuelo, es fácil pasar por alto la gran cantidad de pequeños museos que son verdaderas joyas y que ¡merecen tu visita! 

Estos museos son asombrosos porque suelen impresionar a sus visitantes, que a menudo no tienen expectativas claras sobre estos museos, además de que en general, tratan de temas un tanto inusuales, y es fascinante pensar que gente dedica años de trabajo y esfuerzo para crear tales pequeñas maravillas.

Empezamos con los museos más asombrosos y fascinantes de Londres… (sin orden particular)


¿Vas a volar?

Con este comparador de vuelos puedes encontrar fácilmente y de forma gratuita cual es la mejor opción y la más barata para viajar.


1. Leighton House Museum (casa-museo Leighton).

Su exterior quizás no te llame la atención, pero los interiores de esta casa-museo están a la altura de las más opulentas casas privadas del barrio de Kensington (ver foto arriba). El edificio fue en su momento la casa y estudio del artista victoriano Lord Frederic Leighton, y es aún una sala de muestras ideal para sus espectaculares artefactos de arte. El Hall Árabe central muestra la fantástica colección de azulejos Islámicos de Leighton. Las otras estancias te impresionarán con sus muebles antiguos y sus colecciones de arte contemporáneo. Los domingos y miércoles se dan tours guiados gratuitos, intenta aprovecharlos, ya que son muy interesantes.

2. Sir John Soane’s Museum (museo de Sir John Soane).

El arquitecto Sir John Soane ha dejado su marca sobre casi toda la ciudad de Londres, diseñó el Banco de Inglaterra y la Galería Pictórica Dulwhich, entre otros. Pero es la visita a su propia casa-museo lo que realmente impresiona a todo aquel que tenga un interés en la arquitectura (aunque sea leve). Soane organizó todo para que su casa se convierta en un museo luego de su muerte (en 1837) para aquellos «amateurs y estudiantes» que lo quisieran visitar. Desde entonces, la propiedad, en la señorial plaza de «Lincoln Inn Fields», ha permanecido sin mayores cambios. Vagando por su interior, descubrirás incontables curiosidades y antigüedades, incluso artefactos del antiguo Egipto y Asia Oriental, como también viejos relojes y mobiliario. El museo ofrece visitas guiadas por las noches, a la luz de la vela, que son realmente atmosféricas y una gran experiencia, pero hay que reservarlas con mucho tiempo de anticipación, porque tienen mucha demanda, ¡suerte!

Sala con muchos bustos antiguos, estatuillas y urnas
El museo de Sir John Soane está repleto de artefactos antiguos, estatuas, bustos y más curiosidades.

3. V&A Museum of Childhood (museo de los niños del V&A).

El Museo de Victoria & Albert (V&A Museum) es conocido internacionalmente como uno de los mejores museos de arte y diseño, pero menos reconocido es su hermano menor, el Museo de los Niños del V&A, en el barrio de Bethnal Green, Londres. Es aquí donde el V&A aloja su colección de objetos relacionados a la niñez, y que contiene objetos de décadas (y hasta algún siglo) de antigüedad. Vale la pena la visita, tengas la edad que tengas, pero se recomienda ir con niños. Los curadores organizan un programa complementario de actividades diarias gratuitas para niños, para las cuales no necesitas reservar. Si tienes niños y quieres que aprendan y se diviertan al mismo tiempo, ¡éste es el lugar! 

4. Museum of Freemasonry (museo de la masonería).

Si te sientes intrigado o quizás confundido por el significado de la Masonería, ¡este sitio es para ti! El Museo de la Masonería, en Holborn, tiene además una biblioteca en su hall. La colección del museo incluye un sinfín de impresiones y fotografías, además de artefactos personales de masones famosos (como Winston Churchill) que aclararán un poco tus ideas sobre la masonería. También hay recuadros que muestran la jerarquía masónica y prácticas cotidianas de los masones. Aprovecha para visitar durante uno de los varios tours gratuitos del Gran Templo de la logia, y de las estancias de ceremonia.

Un hall de entrada de un edificio art decó, iluminado por lámparas y ventanas. Muy opulento.
El hall de entrada del Freemasons Hall, en Holborn. El estilo Art Decó es impresionante pero al mismo tiempo da sensación de solidez y calidad.

5. The Horniman Museum (museo Horniman).

Este museo se encuentra fuera del Londres central, y (como los otros museos de la lista) casi nunca aparece en los circuitos turísticos tradicionales, aunque debería, ya que realmente vale la pena. Tiene una colección un tanto excéntrica y muy variada. La parte principal de su colección se forma por curiosidades y artefactos recolectados por Frederik John Horniman en tiempos de la reina Victoria, y sus exhibiciones, que están en constante evolución y expansión, incluyen toda clase de objetos relacionados a la antropología, la música y la historia natural. Su objeto más famoso es quizás la gigante morsa embalsamada, aunque también deberías prestarle atención a la extraña estatua de un «sireno» hecho de papier maché y restos de peces, y a la colección de máscaras tribales. Este museo es gratuito y está rodeado de amplios jardines que también están abiertos para el público.

6. The Westminster Abbey Museum (museo de la abadía de Westminster).

La abadía de Westminster es un lugar de culto aún en uso diario, y uno muy importante. Es de esperar que tenga su propio museo. Lo raro es que mucha gente no sabe que existe. Está alojado en una bóveda de la abadía del S. XI, y rezuma la riqueza histórica que pervade en este lugar con piezas de muchos siglos de antigüedad. Las armas que se llevaron en el funeral de Enrique V (en 1422), esculturas del S. XII, y bustos de antiguos miembros de la familia real se pueden ver en este museo. El billete de entrada a este museo es de £5, pero debe comprarse en combinación con la entrada a la abadía también, lo que eleva mucho el precio.

7. The Clockmakers’ Museum (museo de los relojeros).

El museo de los relojeros de Kensington (barrio donde se encuentra) tiene sus orígenes en la fundación de la Biblioteca de la Compañía de Relojeros (Clockmakers’ Company Library), por el 1813. La colección de relojes creció junto con la biblioteca, y ahora cuenta con unos 600 relojes de pulsera ingleses y europeos, 30 relojes de pie y 15 relojes marinos. Los aficionados a la relojería y la joyería seguramente encontrarán esta colección (datada en general entre el 1600 y nuestros días) fascinante, pero este museo gratuito también agrada mucho a quien se interesa por el diseño y la tradición. Este museo solía estar en el distrito financiero de Londres, pero ha sido transferido al museo de ciencias de Kensington, así que mejor verifica los horarios de apertura antes de la visita por aquí (en inglés).

El Museo de los Relojeros cuenta con 600 relojes pulsera desde el 1600 hasta nuestros días.

8. The Grant Museum of Zoology (museo de zoología de Grant).

El museo de Grant de zoología es un laberinto de extrañezas relacionadas al mundo animal. Está repleto de esqueletos de animales y especímenes en formol, algunos extintos y otros no. El museo se encuentra en la UCL (University College London), y es muy conocido por los estudiantes, pero para ser un museo de universidad, es también relativamente conocido entre el público general. La entrada es gratuita. Suele tener exhibiciones temporales (como la exhibición de muestras de arte hechas por animales) que intentan convertir el complejo debate científico en algo más accesible y entretenido para el público en general.

9. El Golden Hinde II (nave-museo Golden Hinde II).

¡Uno para exploradores! Los exploradores modernos tendrán la oportunidad de experimentar que se siente al ser un aventurero naval del S.XVI a bordo del Golden Hinde II. Esta nave-museo es una reconstrucción de la nave usada por Sir Francis Drake para circunnavegar el globo entre 1577 y 1580. Es exactamente el mismo tamaño que el original de manera que los visitantes puedan apreciar las condiciones más bien deplorables que tenían que soportar los marineros del tiempo de los Tudor en sus viajes alrededor del mundo. Pueden hacerse visitas auto-guiadas, pero te recomiendo que te unas a alguna de las visitas guiadas por actores, para darle más realismo a la visita.

Un barco de vela de estilo antiguo, anclado en un muelle de la ciudad
El Golden Hinde II anclado en el South Bank, de Londres, es un museo fascinante para quien quiera apreciar las penurias de los marineros de aquellas épocas.

10. Two Temple Place Museum (casa-museo Two Temple Place).

Esta mansión victoriana fue la antigua y opulenta casa de William Waldorf Astor, que fue con toda probabilidad el hombre más rico del mundo al emigrar a Inglaterra en 1891. Diseñada por John Loughborough Pearson, uno de los arquitectos neo-Góticos de más renombre del fin del S.XIX, este extravagante complejo está cerrado para el público excepto durante su período de exhibición anual (de enero a abril) cuando muestra sus variadas colecciones de arte de todo el mundo. Si vas con un grupo, deberás reservar por anticipado. Es realmente opulento y vale la pena verlo.

Espero que te haya gustado la lista, seguramente que en una lista tan corta, se me habrá olvidado alguno, si así te parece, menciónalo en los comentarios y haré lo posible por agregarlo. Un saludo y ¡que disfrutes tu visita a Londres!

Si planeas viajar a Londres y tienes alguna pregunta, no dudes en publicarla en nuestro foro, donde seguramente habrá alguien que podrá ayudarte.


¿Vas a viajar Grecia?

Te damos algunas ideas de cosas que puedes hacer en tu viaje a este maravilloso país.

2 comentarios en “Los 10 museos más asombrosos (y fascinantes) de Londres.”

    1. Jeje! Si te debo decir que mi favorito es el Sir John Soane’s Museum, en Holborn. Este barrio, además de ser uno de los primeros que conocí, es además, un barrio lleno de sorpresas. Tiene pequeñas plazas que son verdaderos oasis de paz, a las que se llega por puertas casi ocultas. Es una pasada para visitar en un día de sol. Un saludo Kiko!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba