Hace unos meses viajando por Portugal, y la verdad es que acabé encantado por muchos motivos.

Era la primera vez que estaba y aunque tenía buenas referencias, Portugal me acabó sorprendiendo por varias razones.

¿Estás pensando en viajar a Portugal? ¿Estás todavía buscando destino?

Entonces te interesará por qué merece la pena viajar a Portugal.

¡Vamos allá!

Portugal es una pais precioso.

Portugal, al igual que España, es un pais muy viejo, lo cual le da la posibilidad de tener un patrimonio riquísimo en muchos ámbitos.

Te pongo algunos ejemplos, pero seguro que me quedo muy corto:

Una gran belleza arquitectónica.

En Portugal hay unos edificios preciosos por todo el país. Catedrales, Castillos, edificios emblemáticos, …

Hay de todo.

Si te gusta el turismo cultural, pocos sitios hay como Portugal con tantas cosas que visitar.

Una naturaleza preciosa.

Quizás te pase como a mi, y te encante salir a hacer senderismo.

En Portugal encontrarás ciudades preciosas y también una gran cantidad de rutas donde podrás disfrutar de la naturaleza.

Puedes compaginar ambas, como hice yo, y tener una imagen más global del país vecino.

Una cultura muy rica.

Estoy pensando ahora mismo en los fados.

Nosotros estuvimos en un club de fados en Guimaraes y nos encantó.

Aparte los portugueses también tienen una gran diversidad cultural que hace que en cada zona encuentres algo diferente.

Una historia muy cercana.

La historia de Portugal se entrecruza constantemente con la de España.

Incluso muchas veces aunque de forma paralela, los dos países vivimos periodos parecidos como pueden ser ambas dictaduras.

Si te gusta la historia, el patrimonio portugués es inmenso, y además muy interesante.


La gastronomía portuguesa es deliciosa.

Una de las cosas que más me gusta en el mundo es comer. Y la comida en Portugal es verdaderamente una maravilla.

Aunque no es estrictamente un país mediterráneo sí que tiene ese componente latino que hace que se le dé mucha importancia al comer.

Además, encontrarás platos deliciosos tanto dulces como salados.

Yo soy más de salado, pero he de reconocer que los pasteles portugueses me encantaron.

Tienes infinidad de recetas de carme, de pescado, sopas. En Portugal hay de todo y normalmente está todo muy rico.


Viajar a Portugal es bastante barato.

A ver, Portugal no es Polonia, pero sí que tiene unos precios muy asequibles.

Al menos si los comparas con España. Por lo visto hace años la diferencia de precios era todavía mayor, pero aún a día de hoy se nota.

Y además suelen ser platos muy abundantes.

Te pongo un ejemplo.

Recuerdo habernos comido unas carnes asadas que cuando llegaron creímos que nos habían entendido mal y que habían puesto dos platos dobles.

Pues no, por algo más de 10€ comimos de lujo y nos fuimos más felices que unas lombrices.

En Portugal te sentirás como en casa.

En Portugal sentirás que estás en tu país. Todo es muy parecido y la gente suele ser muy amable.

También está el tema del idioma.

Aunque yo creía que en general se hablaba más español, al final puedes llegar a comunicarte perfectamente con prácticamente todo el mundo.

Lo cual es muy de agradecer.

En realidad España y Portugal no dejamos de ser el mismo país, y hay tantas cosas que se parecen que te quedas con la sensación de estar en casa.

En mi opinión es una pena que prestemos tan poca atención a nuestros vecinos.


Y poco más, si estás pensando viajar a Portugal yo te lo recomiendo muchísimo.

A mí me encantó y la experiencia no pudo ser mejor.

¿Has estado? ¿Piensas ir? Me encantaría que compartieras tu opinión.

¡Muchas gracias por leer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba