¡Bienvenido a Toledo! Conocida como «la ciudad imperial» o la «ciudad de las tres culturas», Toledo es un destino que ofrece mucho para ver. Sus nueve puertas encierran siglos de tradiciones, historias, cultura y pura magia, además de una arquitectura y unas vistas inigualables.

Toledo ha sido declarada ciudad Patrimonio Mundial de la Humanidad por UNESCO, poniéndola a la altura de ciudades de incalculable legado cultural y belleza, como Florencia en Italia o Carcasona en Francia.

¡Si esos muros centenarios pudieran hablar…! Te contarían historias de brujas y hogueras, de mercaderes y templarios, de amor y desengaño. Lamentablemente, los muros no hablan… Así que aquí te muestro algunas de los monumentos que vale la pena ver en Toledo, y donde podrás absorber las historias que Toledo tiene para ofrecer. También puedes contactar alguno de los numerosos guías turísticos de la ciudad que te contarán muchas de las leyendas de la Ciudad de las Tres Culturas.

La Toledo medieval tuvo épocas de ferviente desarrollo cultural, propiciado por la convivencia de mozárabes, musulmanes y judíos.  Esto se puede ver en las calles de Toledo, en el estilo de sus construcciones y en sus calles.

¿Que ver en Toledo?

Hemos hecho una lista de las mejores atracciones de la ciudad de Toledo, basándonos en reseñas de visitantes como tú. Se pueden unir la mayoría de las atracciones a pie, la más alejada es el Mirador del Valle, que queda un poco más alejado (unos 40 minutos andando desde el centro). Si vas enlazando las atracciones es quizás posible hacerlas en un día, aunque sería seguramente un día agitado, y posiblemente necesites dos días para hacerle justicia a todas ellas.

1. El Casco Histórico de Toledo

El casco histórico de esta maravillosa ciudad es donde encontrarás la mayoría de las atracciones de la ciudad. Para hacerle justicia, debes perderte en sus calles sin mapa ni guía, solo siguiendo el instinto y el olfato, cualidades esenciales del viajero. Es así como podrás disfrutar de sus caserones de piedra milenaria, de sus detalles y de las historias grabadas en la piedra por el tiempo. El Casco Histórico de Toledo ha atraído a artistas a través de los años por su encanto romántico y misterioso.

Arcada del casco antiguo de una ciudad, con edificios hechos de piedra.
El Casco Histórico de Toledo ofrece vistas encantadoras tanto de día como de noche.

2. El Mirador del Valle

Elevado a unos 520m. sobre el nivel del mar, el Mirador del Valle ofrece una de las vistas más emblemáticas de Toledo sobre el río Tajo. El mirador queda un poco alejado del Casco Histórico, pero realmente vale la pena verlo. Se puede llegar al mirador en el tren o autobús turístico. Hay un bar y una fuente para sofocar el calor en los días más cálidos.

vista de una ciudad medieval con un río en el primer plano.
Vista de Toledo desde el Mirador del Valle, con el río Tajo en primer plano.

3. Museo del Queso Manchego de Toledo

Un pequeño pero muy interesante museo principalmente sobre el queso de la zona. Su principal atractivo está en que podemos hacer una degustación de quesos y vinos por 4€, y el personal es muy atento, además de conocer mucho sobre el tema que tratan. Realmente muy recomendable si eres un amante del queso, vino o cerveza, o si quieres llevar un presente especial a amigos o familia.

4. Catedral de Santa María (Catedral Primada de España)

Una impactante joya de Catedral. Muy especial, recomiendo hacer la visita con audioguía, o con un guía turístico, ya que hay mucho por ver, y con un poco de ayuda, se puede sacar más provecho de la visita. Preferible ir temprano por la mañana para tener más posibilidades de entrar a tiempo y evitar esperas. Conserva más de 100 reliquias (incluyendo fragmentos de la Cruz de Cristo), y aloja la Custodia de Arfe, una impresionante custodia (una pieza de metal precioso donde se coloca la hostia después de ser consagrada) hecha de plata y oro por el notable orfebre Enrique de Arfe, finalizada en 1524. Es realmente impresionante y digna de visitar, aunque no seas creyente.

Vista de una catedral de piedra de estilo gótico.
La Catedral de Santa María (o Primada de España), con su impresionante torre gótica.

5. Puente de Alcántara

Maravilloso puente de arco romano, que ofrece unas vistas preciosas del Castillo de San Servando. El Puente de Alcántara está ubicado en la parte este de Toledo. Al ser uno de los accesos al Casco Histórico, se puede apreciar la sierra, además del río Tajo y la entrada a la ciudad. Vale la pena verlo y sacar unas bonitas fotos. Es un sitio muy tranquilo al estar un poquito alejado del centro, y mejor dejar el coche y disfrutarlo a pie. Desde el 1ero de Diciembre de cada año, el puente se ilumina cada noche y ofrece una atmósfera especial para fotos mágicas. ¡No te lo pierdas!

6. Puerta de la Bisagra

Imponente y señorial puerta monumental que da la bienvenida a quien entre en el Casco Histórico de Toledo por el lado norte. Es un monumento muy característico de Toledo, y suele impresionar a los visitantes al llegar. Su fecha de construcción inicial es un tanto incierta, pero fue reconstruida por Alonso de Covarrubias durante los reinados de Carlos V y Felipe II. La leyenda del Angel de la Puerta nació en la Puerta de la Bisagra y es sólo una de las muchas leyendas que aún viven en esta ciudad.

7. Puente de San Martín

Otro punto recomendado es el Puente de San Martín, construido en el S.XIII, posiblemente siguiendo el modelo del Puente de Alcántara, arriba mencionado. Desde el puente, se disfrutan bonitas vistas de la ciudad y se puede apreciar el encanto gótico del monasterio de San Juan de los Reyes a la distancia. El puente atraviesa el río Tajo al oeste del Casco Histórico de Toledo, y tal como el Puente de Alcántara, también se ilumina desde Diciembre, creando una atmósfera mágica y especial para hacer fotos bonitas.

8. El Barrio de la Judería de Toledo

El barrio de la Judería de Toledo (o barrio Judío) es en realidad una aglomeración de diferentes barrios que fueron históricamente poblados por judíos. En la ciudad, a través de los años, los judíos fueron segregados por las religiones dominantes (musulmana y cristiana) y así también mantuvieron una identidad muy fuerte a lo largo de los siglos. Por el 1085, la población judía de Toledo vive una época de prosperidad y crecimiento demográfico y todo esto y más puede vislumbrarse en este barrio, que es una ciudad dentro de una ciudad, y contiene entre otras interesantes construcciones, seis sinagogas y alrededor de ocho baños públicos y privados, (ahora en desuso). Este barrio nos permite disfrutar del encanto de sus calles y al mismo tiempo acercarnos a siglos de historia y tradición.

Un antiguo portal de piedra y ladrillo.
Portal de piedra y ladrillos en La Judería de Toledo.

9. Museo del Greco

Una de las atracciones culturales más conocidas de la ciudad. El Museo del Greco abrió sus puertas allá por el 1912 con el objetivo de revivir la obra de un autor que por aquella época parecía sepultado en el baúl del olvido para siempre. «El Greco» era originario de Creta, aunque realizó la mayor parte de su obra en Toledo. Fue la cuasi-heroica obra de el Marqués de Vega Inclán, quien se encargó de hacer realidad su visión de recrear el museo como un museo-casa y homenaje a un pintor lleno de talento, pero lamentablemente olvidado. La colección se completa con obras de pintores más recientes, como Luis Tristán, Murillo, Valdés Leal y otros artistas.

10. Monasterio de San Juan de los Reyes

Para aquellos que estén interesados en la arquitectura histórica, el monasterio es una visita obligada, ya que es uno de los ejemplos más emblemáticos del estilo gótico isabelino, además de ser sin lugar a dudas el edificio más importante erigido por los Reyes Católicos. Incluso si no eres un enamorado de la arquitectura, creo que merece la pena la visita. El estilo es majestuoso e impresiona a cualquiera. Su claustro es increíblemente bonito, además de muy tranquilo, y tiene dos plantas, cosa que lo hace bastante único. El monasterio se puede visitar como parte del programa Toledo Monumental, que incluye en total 7 monumentos que se pueden visitar de manera libre al adquirir la Pulsera Turística de Toledo, que actualmente cuesta 9€ por persona.

Así concluye mi pequeña lista sobre qué ver en Toledo. La ciudad tiene mucho más para ver, pero ¡dejo que lo descubras tu! 

Toledo está llena de leyendas, historia y tradiciones, que vale la pena descubrir en sus rincones y callejas. Si se te ocurren más vistas, monumentos o lugares curiosos que visitar en Toledo, deja un comentario, así ampliamos la lista 

¡Gracias por leer, y a explorar!


¿Vas a viajar Grecia?

Te damos algunas ideas de cosas que puedes hacer en tu viaje a este maravilloso país.

4 comentarios en “Estos son los 10 Monumentos que debes visitar en Toledo.”

  1. ´¡Buena recopilación!
    Yo estuve hace poco de vacaciones en Toledo y básicamente lo que vi es lo que citas.
    Este artículo me hubiera venido genial para preaparar el viaje.
    Un saludo y felices fiestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba