Hace un par de días fui invitado por la empresa Evans Evans a hacer un tour organizado que tenía como destino a Windsor, Stonehenge y Bath en el mismo día.

Yo casi siempre suelo viajar por mi cuenta, así que para mi el asistir a un tour organizado fue toda una experiencia.

Te cuento que tal fue mi tour por Windsor, Stonehenge y Bath por si tu también estás interesado en hacerlo:


A las 9 de la mañana nos congregamos todos los excursionistas en la estación de autobuses de Victoria, donde cada uno nos dirigimos al autobús que nos correspondía.

En mi caso al que iba a Windsor, Stonehenge y Bath.

El proceso es simple ya que los guías nos esperaban en los andenes y se aseguraban de que no nos equivocáramos de destino. En mi ocasión la guía era una chica española por lo que el tour fue bilingüe español/inglés. No todos los tours lo son, así que si no hablas inglés mejor que te asegures de que el que reserves lo sea.

Por cierto, la compañía Evans Evans (y la mayoría) disponen de un servicio de recogida en algunos hoteles de Londres. De recogida solo, la vuelta cada uno la gestiona por su cuenta.

Pues bien, una vez en el autobús nos entregaron una especie de audífonos por donde podíamos escuchar a la guía a distancia. Aparatos que dicho sea de paso son la mar de útiles.

Y así con nuestros aparatos en mano y más felices que unas lombrices nos dispusimos a empezar nuestra aventura.


Primer destino: Castillo de Windsor

Windsor

Tras unos 45 minutos en el autobús en los que la guía nos fue explicando como iba a funcionar el tour de Windsor, Stonehenge y Bath además de algunas de las curiosidades de nuestro primer destino, llegamos al famosísimo y magnificente Castillo de Windsor.

El autobús nos dejó justo al lado de la estación Windsor and Eton central, que es a la que debes dirigirte si decides hacer la visita por tu cuenta. La guía nos acompaño hasta el Castillo (que está a menos de 10 minutos andando) mientras nos hablaba por el “pinganillo”, y nos dio unas pulseras amarillas que funcionan a modo de entradas.

Una vez pasada la estricta seguridad de la entrada, recogimos nuestras audioguías y nos dispusimos a empezar nuestra visita lo más apresuradamente posible ya que solo disponíamos de un par de horas y Windsor no es precisamente pequeño.

Te contaré con más exhaustividad como fue la visita a Windsor en la siguiente entrada, pero en resmen puedo asegurar que el Castillo de Windsor es uno de los castillos más imponentes (sino el que más) de los que he estado. No en balde la actual familia real británica tomó el nombre familiar (la familia Windsor) de el.


Segundo destino: Stonehenge.

Stonehenge

Tras dejar el castillo de Windsor detrás nos dirigimos al segundo destino de nuestro tour a Windsor, Stonehenge y Bath, o sea, a uno de los monumentos prehistóricos más famosos y conocidos del planeta.

Stonehenge es de esos sitios que por transcendentes merece la pena ver. No es que sea algo demasiado impresionante a simple vista pero siempre ayuda usar recursos imaginativos para ponerse en la situación de aquellas personas que, con todo el esfuerzo del mundo, construyeron tal monumento.

Este es uno de los puntos fuertes de ir en un tour organizado ya que el acceso al recinto es bastante complicado al encontrarse en el medio de “nowhere”.

Por cierto, si vas a ir por tu cuenta te interesará echarle un vistazo a este artículo.

Básicamente la visita a Stonehenge se divide en dos partes:

  1. Por un lado encontramos lo que es el Cromlech en si. O sea el círculo de piedras y los túmulos aledaños.
  2. Por el otro tenemos una pequeña exhibición y una replica de la aldea que enriquecerán un poco la visita al monumento megalítico.

Tercer destino: Bath.

Una vez de vuelta al autobús nos dispusimos a dirigirnos al último destino del tour por Windsor, Stonehenge y Bath. La ciudad de los baños nos esperaba…

Tras otra hora larga llegamos a la ciudad romana más conocida de tomo el Reino Unido: Bath. Y la verdad es que la fama es totalmente merecida, de eso no hay duda.

No era la primera vez que estaba, pero la verdad es que es una ciudad para enamorarse. El color de las construcciones así como su arquitectura te transportan irremisiblemente a otro mundo. La vida que encuentras en la ciudad alegra los ánimos y por si eso fuera poco, la historia de la ciudad es de lo más interesante.

Pero no quiero que te lleves a engaños. El viaje a Bath consiste básicamente en ver los Baños Romanos y en un rato para dar un paseo por el centro.

La ciudad merece al menos un par de días para hacerte una idea de ella pero como toma de contacto puedes hacerte una idea.

Los baños en si son bastante interesantes. Aguas medicinales sobre la que los romanos construyeron unos baños termales para su disfrute y regocijo.

A pesar de que evidentemente la mayor parte de las construcciones se encuentran en ruinas el recinto se encuentra en bastante buen estado de conservación y la visita, si bien no muy larga, si que se hace bastante amena.

Una vez vistos los baños tan solo nos quedaba dar un paseo por el centro, comer algo y terminar cansados pero contentos el tour por Windsor, Stonehenge y Bath.


Conclusiones finales del tour por Windsor, Stonehenge y Bath

Ya has visto como nos fue el tour por Windsor Stonehenge y Oxford, así que para ir concluyendo con el asunto, me gustaría dejar alguna última reflexión sobre como nos fue y que nos pareció la excursión.

Nosotros disfrutamos mucho del viaje. Es una paliza ya que te llevas todo el día de arriba para abajo y corriendo porque el tiempo disponible en cada una de las paradas no es que sea particularmente excesivo. Más bien lo contrario. Pero pasas un día de lo más agradable y productivo.

Si estás interesado en hacer este o cualquier otro tour organizado intensivo lo primero es tener claro el objetivo del mismo: tener una idea por encima de las atracciones que vas a visitar.

Ten en cuenta que la mayoría de los lugares que se visitan en este tipo de tours bien merecen un día entero. Así que ya sabes, si tu objetivo es tener una toma de contacto rápida con vistas a profundizar un poco en otra ocasión yo te recomendaría algo así. Especialmente si como es el caso de este tour, tienes que viajar a lugares muy alejados o recónditos a los que difícilmente podrás llegar por tu cuenta a no ser que dispongas de vehículo propio y aún así, teniendo en cuenta la diferencia de precio entre el tour o ir solo, no se si saldría a cuenta la paliza.

Sin embargo, si eres de los que le gusta profundizar, tomarte las cosas con calma e ir a tu ritmo la cosa cambia ya que vuelvo a recalar que el tiempo disponible en cada parada es bastante escaso.

Como siempre, todo depende de las características de cada viaje y de cada viajero.

Si necesitas ayuda con tu viaje o tienes alguna duda simplemente deja un comentario o mándame un mensaje privado y yo con mucho gusto te echaré una mano. ¡Es Gratis!


¿Vas a viajar Grecia?

Te damos algunas ideas de cosas que puedes hacer en tu viaje a este maravilloso país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba