¡Asturias, patria Querida! Así reza el himno del asombroso Principado de Asturias. Tierra en la que tuve la oportunidad de vivir y de explorar, con una naturaleza que rezuma vida, con ríos de agua cristalina, montañas indomables, una fauna riquísima, y una gente muy agradable, honesta y con los pies en la tierra.

Asturias tiene, además, una cocina que refleja su entorno, con ingredientes frescos y naturales, y kilos de saber hacer tradicional. Los asturianos son, en general, amantes de la buena mesa, y muy cuidadosos con los ingredientes que usan en sus platos.

Imagen de un puente romano en Cangas de Onis, Asturias.
Imagen del Puente Romano de Cangas de Onís, en el corazón de Asturias, y a pocos kilómetros del Santuario de Covadonga.

En sus  ciudades (y aún más en sus pueblos) encontrarás restaurantes y sidrerías que ofrecen platos abundantes y en general muy bien preparados. Las estrellas del menú suelen ser las carnes y los guisados, como la Fabada asturiana, cuya fama trasciende las fronteras de Asturias.

He preparado una lista de los 5 platos que más me gustaron en mi paso por Asturias, que quizás no sean los más tradicionales de Asturias, pero si son riquísimos y merece la pena probarlos. ¡Buen apetito! 

Cualquiera de ellos va muy bien acompañado con un culín, es decir un vaso de sidra local, que se sirve en poca cantidad y desde la altura, y debe beberse de un tiro para apreciar mejor su sabor.

1. El cachopo

Un cachopo sobre patatas asadas, uno de los 5 Platos Fuertes de la Cocina Asturiana, sobre una tabla de madera y una cerveza de fondo
El cachopo es una delicia asturiana que debes probar cuando estés por esta zona, si estás solo, pide un «cachopín», que suele ser el tamaño justo para una persona.

El cachopo es casi una institución asturiana, y ¡con toda razón! Consiste en dos filetes grandes de ternera, entre los cuales ponemos queso y jamón, luego los empanamos y freímos. Se suele servir con patatas, pimientos o champiñones. 

Se dice que ya era conocido en el siglo XVIII, pero la historia cuenta que fue recién por el 1950 que comenzó a popularizarse. Hoy en día, el cachopo es un nombre familiar por todos conocido. 

Una advertencia a quien quiera «ir de guapo» y pedir un cachopo por su cuenta… El cachopo es GRANDE. A menos que tengas un apetito de oso, te recomiendo que lo compartas entre dos personas.

2. Los tortos

Un plato de comida, que muestra tortos de maíz, con huevos fritos, morcilla y picadillo, uno de los 5 Platos Fuertes de la Cocina Asturiana
Los tortos son un plato tradicional de Asturias y uno de nuestros 
5 Platos Fuertes de la Cocina Asturiana que ¡no te puedes perder!

Aunque son considerados más un tentempié que un plato fuerte, los tortos de maíz no podían dejar de figurar en mi lista. La primera vez que los probé, me recordaron a una «torta frita» de mi Argentina natal, pero con la diferencia que los tortos son de harina de maíz y son mil veces más interesantes por la variedad de acompañamientos con los que se sirven.

La primera vez que los probé fue en un «chigre» (sidrería) llamado el «Chigre d’Arenes» del pueblo de Arenes de Parres, a unos pocos de km. de Arriondas, y ese momento ha quedado en mi memoria, por la deliciosa comida y por la calidez del servicio.

Un clásico de menú de muchos restaurantes es el «Torto con picadillo y huevo», es decir un torto acompañado de carne de cerdo especiada (similar a un chorizo pero sin piel) y un huevo frito. En Asturias, esto se considera el entrante, ¡luego llega el plato principal!

3. El «pote asturiano»

Una fuente con un cocido con habas, verduras y carnes, uno de los 5 Platos Fuertes de la Cocina Asturiana
Si pides Pote Asturiano en un restaurante de Asturias, no te sorprendas si te traen un pote entero ¡para ti! No te preocupes, es delicioso y ¡no tendrás problemas para terminarlo!

Este es un poderoso potaje, capaz de levantar a un muerto y ¡especial para calentarse en un día de frio! Lleva habas (fabes, en Asturias), berzas, patatas, compango (combinado de carnes de cerdo ahumadas que se usa para la preparación de la fabada) y puede llevar unas 3 horas de elaboración, así que paciencia.

El pote asturiano es muy parecido a la fabada asturiana, pero con la diferencia de que también lleva berza y patatas, que la fabada no incluye, yo lo prefiero a la fabada, ya que me gusta la textura que le dan los vegetales al plato. Si te pides pote asturiano en un restaurante de la zona, prepárate para que te traigan el pote, no sólo un plato. Así que más vale que ¡tengas hambre!

4. Patatas «3 Salsas»

Patatas asadas con salsas de tres colores, allioli, salsa de cabrales, y salsa de tomate
Las «Patatas 3 Salsas» son un plato estrella de las sidrerías asturianas, e ideales para compartir con amigos. La salsa de cabrales es una delicia en si misma.

Un delicioso tentempié, que idealmente se debería bajar con una buena dosis de sidra local. Este es un plato típico de chigre o sidrería y consiste en patatas en dados asadas o fritas servidas con salsa de ajo, salsa de tomate y salsa de queso «cabrales». El cabrales es un queso azul, local de sabor y aroma fuertes, y la salsa de cabrales con las patatas ¡va de muerte!

Este plato es más para «picoteo» que para comer o cenar, pero sin duda te sacará el hambre, y es sumamente delicioso, un giro asturiano a las tradicionales «patatas bravas».

5. Pitu de Caleya

Pitu de Caleya, una de los 5 platos fuertes de Asturias, preparado estofado, con patatas y vegetales
Pitu de Caleya estofado con patatas, una delicia que te recordará a los platos de antaño, lleno de sabor tradicional.

El «pitu» es un pollo típico de la zona, criado en libertad, que se alimenta de granos, semillas, insectos, y alimentos naturales que comían los pollos antes de la masificación de la producción cárnica. Éstos pollos son de carne más sólida y sabrosa que los pollos de supermercado y pueden llegar a pesar unos 6kg.

Suelen prepararse en estofados o guisos, con patatas y cebollas, o con arroz y su sabor es delicioso y con carácter, ¡como la comida de nuestras abuelitas!

En conclusión…

Admito que me han quedado platos e ingredientes muy tradicionales de Asturias sin mencionar, como la Fabada Asturiana, que ya todo el mundo conoce.

Otro ausente es el Bollo Preñado, que es básicamente un bollo de pan con un chorizo metido adentro, es delicioso, pero dudo poder escribir mucho más sobre el tema, aunque debo decir que es el único bollo que conozco que tiene su propia fiesta (la Fiesta del Bollo de Avilés, o las de Arriondas son relativamente famosas).

De mencionar también son los quesos locales, como el Gamonéu y el Cabrales, algunos de los cuales alcanzan precios astronómicos. El Cabrales más caro se vendió por 14.300 € este año en subasta.

 Espero que este artículo te haya convencido de visitar una tierra tan especial como es Asturias, que hasta sin su cocina, ya vale la pena visitar por su belleza.

Si te ha gustado el artículo, compártelo y  únete a alguno de nuestros grupos en Ideoviajes.com.

Buen apetito y ¡a explorar!

1 comentario en “5 Platos fantásticos de la Cocina Asturiana”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba