10 lugares donde ver el atardecer en Praga

Praga es una ciudad hermosa y hay muchos lugares donde se puede ver un hermoso atardecer. ¡Descúbrelos en este artículo!

Las ciudades cobran vida de una manera única al atardecer, y Praga, conocida como la ‘Ciudad de las Cien Torres’, no es una excepción.

A medida que el sol comienza a descender y la luz dorada baña los edificios antiguos y las torres góticas, la ciudad se transforma en un cuento de hadas bañado en oro.

Este artículo te llevará por los 10 mejores lugares para disfrutar del atardecer en Praga, garantizándote las vistas más espectaculares en la mágica ‘Hora Dorada’.

1. Puente Carlos (Karlův most)

Dónde ver el atardecer en Praga

El Puente Carlos (Karlův most) es uno de los monumentos más icónicos y reconocibles de Praga, República Checa. Data del siglo XIV y cruza el río Moldava, conectando la Ciudad Vieja con el barrio de Malá Strana.

Fue comisionado por el rey Carlos IV y la construcción comenzó en 1357 bajo la supervisión del arquitecto Peter Parler.

Originalmente se llamó Puente de Piedra (Kamenný most) y Puente de Praga (Pražský most) antes de ser nombrado en honor a Carlos IV en el siglo XIX.

El puente tiene una longitud de 621 metros y un ancho de cerca de 10 metros, sostenido por 16 arcos protegidos por torres de hielo.

Es adornado con 30 estatuas y grupos escultóricos, la mayoría de estilo barroco, erigidos alrededor de 1700; sin embargo, para preservar los originales, las estatuas que se ven hoy en día son réplicas, mientras que las originales se encuentran en el Museo Nacional de Praga.

El Puente Carlos ha sobrevivido a muchas inundaciones, incluyendo la gran inundación de 1890, que es testimonio de su sólida construcción.

A lo largo de los siglos, ha sido un testigo clave de la historia checa, desde coronaciones hasta desfiles militares. Hoy en día, es una atracción turística de suma importancia, ofreciendo impresionantes vistas del Castillo de Praga y sirviendo como un pintoresco paseo para peatones, artistas y vendedores.

Este puente no solo es un importante monumento arquitectónico y cultural, sino también un símbolo de la conexión y continuidad histórica de Praga.

2. Colina de Petřín (Petřínské sady)

Dónde ver el atardecer en Praga

La Colina de Petřín (Petřínské sady) es un lugar destacado en Praga, República Checa, conocido por sus extensas áreas verdes, jardines y monumentos culturales.

Es una de las áreas verdes más grandes de la ciudad, ofreciendo un espacio de tranquilidad y belleza natural en medio del bullicio urbano.

La colina es accesible a pie o mediante el funicular de Petřín, que ha estado en funcionamiento desde 1891, proporcionando una manera fácil y pintoresca de llegar a la cima.

Uno de los puntos más icónicos en la Colina de Petřín es la Torre de Petřín, una estructura que recuerda a la Torre Eiffel en París, aunque de menor tamaño. Esta torre de observación ofrece vistas panorámicas impresionantes de Praga.

Además, la colina alberga el Laberinto de los Espejos, un pabellón divertido para todas las edades, y el Observatorio Štefánik, dedicado a la astronomía.

Los visitantes también pueden disfrutar de varios jardines, como el Jardín de las Rosas y el Jardín de Kinsky, que embellecen aún más el área con su diversidad floral y paisajística.

La Colina de Petřín es un lugar perfecto para aquellos que buscan un momento de paz, realizar actividades al aire libre, como caminatas, o simplemente disfrutar de las vistas y la naturaleza.

Es un destino turístico popular tanto para locales como para visitantes de todo el mundo, ofreciendo una experiencia única en uno de los entornos más bellos de Praga.

La combinación de historia, cultura y naturaleza hace de la Colina de Petřín un lugar imprescindible para cualquier persona que visite la ciudad.

3. Jardines Vrtba (Vrtbovská zahrada)

Dónde ver el atardecer en Praga

Los Jardines Vrtba (Vrtbovská zahrada) son uno de los más bellos y notables jardines barrocos de Praga.

Están ubicados en la ladera de la colina de Petřín, en el barrio de Malá Strana, ofreciendo no solo un espacio verde exquisitamente diseñado sino también vistas impresionantes de la ciudad.

Estos jardines, creados en el siglo XVIII, son un ejemplo perfecto de la integración de la arquitectura y la jardinería barrocas, diseñados para complementar las residencias aristocráticas de la época.

La entrada a los Jardines Vrtba suele ser a través de un discreto pasaje que lleva desde la calle Karmelitská, lo que añade un sentido de descubrimiento y maravilla al visitante.

Una vez dentro, los visitantes pueden admirar una variedad de esculturas, fuentes y pabellones, así como meticulosamente cuidados parterres de flores.

El diseño aprovecha la pendiente de la colina para crear una serie de terrazas, cada una con su propio carácter y diseño, conectadas por escaleras y adornadas con estatuas de santos y figuras mitológicas.

Un aspecto destacado de los jardines es su capacidad para ofrecer tranquilidad y un retiro del bullicio de la ciudad, a pesar de estar ubicados en el corazón de Praga. Son un lugar popular tanto para turistas como para locales que buscan un momento de paz o un lugar pintoresco para pasear.

Además de su belleza y diseño histórico, los Jardines Vrtba son a menudo elegidos para eventos especiales, como bodas y conciertos, lo que subraya su importancia como parte del patrimonio cultural y social de Praga. Su mantenimiento y conservación son prioritarios para preservar su belleza y historia para las futuras generaciones.

4. Parque Letná (Letenské sady)

Dónde ver el atardecer en Praga

El Parque Letná (Letenské sady) no solo es uno de los espacios verdes más significativos de Praga por su extensión y belleza natural, sino también por su rica historia y la variedad de actividades culturales y recreativas que ofrece.

Situado en una alta meseta sobre el río Moldava, ofrece unas de las vistas panorámicas más espectaculares de la ciudad, abarcando desde el Puente de Carlos hasta el complejo del Castillo de Praga, lo que lo convierte en un lugar predilecto para fotógrafos y turistas que buscan capturar la esencia de la ciudad.

La historia del parque está marcada por varios hitos, incluido el mencionado Metronomo, una estructura artística que simboliza el paso del tiempo y la constante evolución de la ciudad. Este punto de interés ocupa el lugar donde una vez se erigió un colosal monumento a Stalin, desmantelado en la era poscomunista como un gesto de rechazo a su opresivo legado.

Letná es también un vibrante centro social y cultural. Durante los meses más cálidos, sus senderos y áreas verdes se llenan de gente de todas las edades.

Los jardines de cerveza, en particular, se convierten en centros de convivencia social, donde tanto locales como visitantes pueden disfrutar de la tradicional cerveza checa acompañada de vistas impresionantes.

Además, el parque frecuentemente alberga mercados al aire libre, festivales de música y eventos deportivos, lo que lo convierte en un lugar dinámico y lleno de vida.

Para aquellos interesados en el skateboarding, el parque ofrece áreas especialmente diseñadas que atraen a jóvenes de toda la ciudad. Estas zonas, junto con las pistas de running y los caminos para pasear, hacen de Letná un punto de encuentro importante para los aficionados al ejercicio y las actividades al aire libre.

En resumen, el Parque Letná es mucho más que un simple espacio verde en Praga. Es un lugar donde la historia, la cultura, el deporte y la recreación se encuentran, ofreciendo a sus visitantes una experiencia rica y variada en uno de los entornos urbanos más bellos y vibrantes de Europa.

5. Torre del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja (Staroměstská radnice)

Dónde ver el atardecer en Praga

La Torre del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja, conocida en checo como Staroměstská radnice, es un emblemático edificio situado en el corazón de Praga, República Checa.

Se encuentra en la Plaza de la Ciudad Vieja, rodeada de una rica historia y arquitectura gótica y barroca. Esta torre es famosa por su reloj astronómico, el Orloj, que atrae a millones de turistas cada año.

La construcción de la torre comenzó en 1338 cuando la ciudad de Praga obtuvo el permiso para construir su propio ayuntamiento. A lo largo de los siglos, la torre ha experimentado numerosas ampliaciones y restauraciones, lo que ha contribuido a su compleja pero fascinante apariencia arquitectónica.

El Orloj, el reloj astronómico medieval, es una de las características más notables de la torre. Cada hora, multitudes se reúnen para observar el desfile de los Apóstoles y otras figuras mecánicas que se ponen en movimiento.

Además del espectáculo mecánico, el reloj muestra las posiciones del Sol y la Luna, así como otros datos astronómicos.

Los visitantes también pueden subir a la cima de la torre para disfrutar de una vista panorámica de Praga. La vista desde arriba ofrece un impresionante panorama de los tejados rojos, iglesias históricas y calles serpenteantes de la Ciudad Vieja, proporcionando una perspectiva única de la ciudad.

La Torre del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja no solo es un testimonio de la rica historia y cultura de Praga, sino también un símbolo de la identidad de la ciudad y un punto de encuentro popular tanto para locales como para visitantes.

Su mezcla de historia, arte y tecnología medieval la convierte en una de las atracciones más fascinantes de la capital checa.

6. Vyšehrad

Dónde ver el atardecer en Praga

Vyšehrad es un castillo histórico situado en Praga, la capital de la República Checa. Este lugar es uno de los símbolos más importantes de la ciudad y cuenta con una rica historia que se remonta al siglo X. Se encuentra en una colina sobre el río Moldava, ofreciendo vistas espectaculares de la ciudad.

Vyšehrad juega un papel crucial en las leyendas checas, incluyendo las historias del príncipe Libuše, una figura legendaria del folklore checo. Según la leyenda, Libuše, la profetisa y fundadora de la dinastía Premyslid, pronosticó la gloria de Praga desde este lugar.

El área de Vyšehrad incluye varios edificios históricos y monumentos notables, como la Basílica de San Pedro y San Pablo, una iglesia neogótica con impresionantes interiores y el Cementerio de Vyšehrad, donde están enterradas muchas personalidades checas prominentes.

Vyšehrad también es conocido por sus murallas y bastiones, que ofrecen un paseo agradable con vistas a la ciudad. El lugar no solo es importante desde un punto de vista histórico y cultural, sino que también es un espacio verde popular entre los residentes y visitantes, ideal para pasear, relajarse y disfrutar de la naturaleza y el arte al aire libre.

7. Terraza del Café de la Biblioteca Municipal (Knihovna města Prahy)

La Terraza del Café de la Biblioteca Municipal de Praga (Knihovna města Prahy) no es solo un espacio para disfrutar de un buen café, sino que se ha convertido en un verdadero oasis cultural en el bullicioso corazón de la ciudad.

Ubicada en uno de los barrios más pintorescos de Praga, esta terraza ofrece vistas panorámicas que son un deleite para los sentidos, permitiendo a los visitantes sumergirse en la atmósfera única de la ciudad mientras se rodean de historia y cultura.

Además del entorno tranquilo para leer o trabajar, la Biblioteca Municipal ofrece una impresionante colección de literatura checa e internacional, recursos multimedia y acceso a tecnología de punta, convirtiéndola en un importante centro de aprendizaje y exploración.

La biblioteca organiza regularmente eventos culturales, como lecturas de libros, talleres, exposiciones de arte y presentaciones musicales, proporcionando una rica programación que atrae a un público diverso, desde estudiantes y académicos hasta artistas y turistas.

La terraza en sí está diseñada para proporcionar un ambiente relajante y acogedor, con una decoración que armoniza con el entorno arquitectónico histórico de Praga.

Los visitantes pueden disfrutar de una selección de cafés de especialidad, tés, pasteles y bocadillos ligeros, todos preparados con ingredientes de alta calidad. Es el lugar perfecto para hacer una pausa después de explorar la ciudad, ofreciendo un refugio sereno lejos del ajetreo y bullicio urbano.

Este espacio único fomenta la conexión entre la comunidad y la cultura, haciendo de la Terraza del Café de la Biblioteca Municipal un punto de encuentro vital para el intercambio de ideas y el disfrute de la cultura en un entorno inspirador.

La combinación de recursos educativos excepcionales, eventos culturales enriquecedores y un ambiente relajante hace de este lugar un elemento esencial en la vida cultural de Praga, invitando a los visitantes a regresar una y otra vez.

8. Torre de la Pólvora (Prašná brána)

La Torre de la Pólvora (en checo, Prašná brána) es uno de los monumentos más significativos de Praga, capital de la República Checa.

Esta torre gótica, que data del siglo XV, originalmente sirvió como una de las puertas de entrada a la ciudad. Su nombre deriva del uso que se le dio en el siglo XVII como almacén de pólvora, función que le otorgó su denominación actual.

La construcción de la Torre de la Pólvora comenzó en 1475 bajo el reinado de Vladislav II. Fue diseñada para ser un impresionante acceso a la Ciudad Vieja de Praga, formando parte de las defensas de la ciudad.

Sin embargo, con el paso del tiempo y los cambios en la estructura urbana, la torre perdió su función defensiva y comenzó a utilizarse para otros fines, incluyendo el almacenamiento de pólvora en el siglo XVII, lo que eventualmente le dio su nombre.

A lo largo de los siglos, la Torre de la Pólvora ha sufrido varias restauraciones, especialmente después de daños significativos.

A pesar de ello, sigue siendo un destacado ejemplo de la arquitectura gótica en Praga y es un popular punto de referencia turístico.

Además de su rica historia, la torre ofrece a los visitantes la oportunidad de disfrutar de vistas panorámicas de la ciudad desde su plataforma de observación.

La Prašná brána no solo es un recordatorio de la rica historia medieval de Praga, sino que también se ha convertido en un símbolo de la ciudad y de la nación checa.

Su imponente estructura y su significado histórico la convierten en un must-see para aquellos que visitan Praga, proporcionando una conexión única con el pasado de la ciudad.

9. Cervecería y Restaurante T-Anker

Dónde ver el atardecer en Praga

La Cervecería y Restaurante T-Anker es un lugar destacado por su ambiente único y su variada selección de cervezas.

Situada en una ubicación privilegiada, a menudo ofrece impresionantes vistas que complementan su experiencia gastronómica.

Aunque no he mencionado detalles específicos como la ubicación exacta o el menú, este tipo de establecimiento suele ser conocido por ofrecer una experiencia culinaria y cervecera auténtica, con platos que a menudo se diseñan para maridar perfectamente con las cervezas disponibles.

Los visitantes pueden esperar encontrar una mezcla de cervezas locales e internacionales, brindando tanto a los aficionados como a los novatos en el mundo de la cerveza la oportunidad de explorar una amplia gama de sabores y estilos.

El ambiente en T-Anker generalmente es acogedor, ideal para reuniones de amigos, eventos especiales o simplemente para disfrutar de una buena comida y bebida en un entorno agradable.

Para obtener información actualizada sobre el menú, eventos especiales o reservaciones, sería recomendable visitar el sitio web oficial del restaurante o consultar las redes sociales, donde suelen publicar las últimas novedades y promociones.

10. Castillo de Praga (Pražský hrad)

Dónde ver el atardecer en Praga

El Castillo de Praga (Pražský hrad), situado en la capital de la República Checa, es considerado uno de los castillos góticos más grandes y antiguos del mundo.

Este icónico monumento ha sido un símbolo del poder estatal, sirviendo como sede de reyes de Bohemia, emperadores del Sacro Imperio Romano, presidentes de Checoslovaquia, y actualmente, del presidente de la República Checa.

El castillo, fundado alrededor del año 880 por el príncipe Bořivoj de la dinastía Premislida, no solo es un testimonio de la evolución arquitectónica desde el estilo gótico hasta el modernismo, sino que también alberga el tesoro de la Corona Checa y la impresionante Catedral de San Vito.

La extensión del castillo es impresionante, con una superficie que supera las 7 hectáreas (18 acres), lo que lo convierte en uno de los complejos castrenses más extensos del mundo.

Dentro de sus muros, el castillo ofrece una variedad de atracciones turísticas, incluyendo antiguos palacios, oficinas administrativas, la mencionada catedral, museos, y galerías de arte que narran la rica historia de la República Checa.

Además de su importancia histórica y política, el Castillo de Praga es un punto focal para los visitantes por su belleza arquitectónica y su ubicación prominente, ofreciendo vistas panorámicas sobre la ciudad de Praga. La Cambio de Guardia en la entrada principal es una ceremonia que atrae a muchos visitantes, ofreciendo un espectáculo de tradiciones militares checas.

En resumen, el Castillo de Praga no solo es un emblema nacional de la República Checa, sino también un lugar que encarna siglos de historia europea, sirviendo como un puente entre el pasado, el presente y el futuro del país.

Conclusión

Los atardeceres en Praga son verdaderamente mágicos, con la luz dorada transformando la ciudad en un lienzo de colores vibrantes.

Desde las vistas panorámicas desde el Puente Carlos hasta la tranquila belleza deVyšehrad, cada uno de estos lugares ofrece una perspectiva única de este espectáculo diario.

Entonces, ya sea que estés sentado en un parque con un picnic, disfrutando de una cerveza en una azotea o paseando por un puente histórico, asegúrate de tomar un momento para apreciar el atardecer en Praga. No importa dónde decidas verlo, sin duda será un recuerdo que llevarás contigo mucho tiempo después de que tu viaje haya terminado.

Praga, con sus innumerables torres y arquitectura histórica, ofrece un sinfín de lugares para presenciar la puesta de sol. La belleza de la ‘Hora Dorada’ en esta ciudad es una experiencia inigualable y cada uno de estos 10 lugares proporciona un escenario maravilloso para disfrutar del atardecer.

Por lo tanto, la próxima vez que estés en la Ciudad de las Cien Torres, no olvides detenerte y admirar la majestuosidad de la puesta de sol, uno de los regalos más simples pero más hermosos de la naturaleza.

Los atardeceres en Praga no son solo una experiencia visual, sino también una oportunidad para reflexionar y conectar con la rica historia y cultura de la ciudad.

Cada edificio, cada torre y cada calle tienen una historia que contar, y bajo la luz dorada del atardecer, estas historias cobran vida de una manera única. Así que toma tu cámara, encuentra un lugar cómodo y prepárate para ser deslumbrado por los espectaculares atardeceres de Praga.

3 comentarios en “10 lugares donde ver el atardecer en Praga”

  1. Te sugiero ir a uno de los puentes al norte del casco antiguo, idealmente Stefanikuv Most o Hlavkuv Most (el primero tiene menos tráfico). La puesta de sol sobre el castillo es increíble.
    Adjunté algunos enlaces a fotos que tomé al atardecer desde Hanavsky Pavilon, que probablemente es el lugar más bonito para tomar fotos en todo Praga (y eso es mucho decir). No puedes ver la puesta de sol en sí, pero la iluminación es fantástica.
    También se pueden obtener excelentes atardeceres desde la cima de la Torre de TV de Zizkov, aunque a veces las ventanas están un poco sucias.
    El desafío no es encontrar un lugar en sí, sino tener suerte con el clima.
    Octubre es el mejor momento del año, ya que el sol sale justo sobre el puente si estás en el lado de Mala Strana. Paso en coche cada mañana alrededor del amanecer (7:30) y he visto algunos muy buenos en los últimos días.

  2. Hay algunos lugares realmente increíbles donde se puede ver la puesta de sol en Praga, especialmente porque se pone detrás del Castillo de Praga, lo que hace que cada puesta de sol parezca sacada de un cuento de hadas.

    Uno de los mejores lugares para ver la puesta de sol es desde el parque Riegrovy Sady, que se encuentra justo fuera del centro de Praga, subiendo la colina hacia Vinohrady. Este parque es uno de los puntos más altos de esta área de la ciudad y, al ser un parque, es perfecto para sentarse en el césped con amigos o familiares y ver cómo los colores van cambiando de azul a morado, rosa y rojo, iluminando el cielo detrás del castillo.

    Otro lugar excelente es desde las orillas del río Vltava, especialmente desde Naplavka, que es una franja de la orilla del río que suele estar llena de vendedores y barcos convertidos en bares y restaurantes improvisados. Desde aquí se puede ver hacia el Castillo de Praga y la colina de Petrin y disfrutar de la puesta de sol mientras se está en el río.

    De cualquier manera, es realmente difícil no obtener una hermosa foto de la puesta de sol en Praga si estás en un lugar elevado o en el río.

  3. ¡Hola! Para mí, el mejor lugar para ver la puesta de sol en un parque se llama Riegrovy Sady. Desde allí, se tiene una vista hermosa de toda Praga (el Castillo de Praga, el centro de la ciudad, el museo) y se puede observar cómo el sol se va ocultando lentamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio