Hasta hace poco no existía tal dicotomía. Si querías echar un vistazo a Londres desde las alturas y no dejarte una fortuna en el restaurante de algún rascacielos, la mejor forma era sin duda el “London Eye”. Pero desde el 2012 que se inauguró “The Shard”, los viajeros que llegan a Londres se encuentran en una complicada tesitura. ¿Cual elegir? Espero que este post te ayude a dirimir el combate London Eye vs The Shard.


 London Eye. La gran noria de Londres.

El London Eye (El ojo de Londres) es una gran noria de 135m de alto situada en el lado sur del Támesis, justo en frente de Westminster y al lado del “London See Life”. Lleva abierta desde el 2000 y sin duda alguna se ha convertido en uno de los símbolos de la ciudad. Está formada por 32 capsulas selladas, climatizadas y con un sistema que impide el balanceo típico de las norias. El recorrido dura unos 30 minutos y el precio es un poco más barato si se compra online.

He escrito un artículo con todo lo que necesitas saber sobre el London Eye que te recomiendo mucho.


 The Shard. El gran rascacielos.

Con sus 310m de altura y 72 pisos, el Shard es el edificio más alto de Europa occidental y lo encontraremos situado al lado del “London Bridge”.  En esta mole arquitectónica se encuentran oficinas, tiendas, restaurantes o apartamentos, pero lo que a nosotros nos va a interesar es el mirador que ocupa de la planta 68 a la 72 y desde donde podremos tener la mejor vista de todo Londres. A diferencia del London Eye hay que hacer la reserva online para un día y una hora determinada.


 London Eye vs The Shard. ¿Cuál elijo?

Pues como siempre depende. Yo os cuento mi experiencia personal en cada uno de ellos y ya tu decides.

Antes de empezar me gustaría opinar sobre una de las dudas que casi todo el mundo tiene: ir de día o de noche. Yo fui a los dos de noche y muy a mi pesar no lo aconsejo en absoluto. Aunque se pueda pensar que de noche debe ser más bonito porque ves Londres iluminada , la verdad es que apenas podrás apreciar la mayoría de la ciudad y básicamente solo podrás ver luces por todos sitios sin orden ni concierto. La mejor hora del día sería al atardecer, pero dependiendo de la cola, de como tengas planificado el día u otros factores, puede ser algo complicado.

Respecto a las vistas he de decir que me impresionaron mucho más las del Shard. Es increíble lo altísimo que subes, y la sola experiencia de estar en esa mole de edificio ya merece la pena. Desde el Shard tienes una vista mucho mas panorámica de la ciudad, y el London Eye se ve como una miniatura allí abajo. Si tienes problemas de vértigo, y esto es bastante contraintuitivo, también es mejor ir al Shard ya que aparte de un leve mareo por la oscilación del edificio, la sensación de seguridad es mucho mayor (aunque las dos son absolutamente seguras), pero si te dan mal rollo las atracciones de feria, ya sabes, sin duda el Shard.

Otro aspecto a tener en cuenta es el precio. El “London Eye” sale un poco más económico, además es mas fácil encontrar ofertas. Así que si andas corto de presupuesto,  o prefieres emplearlo en otros menesteres, será tu mejor opción. De todas formas, si no es una prioridad para ti también hay otras formas de encontrar una buena perspectiva de la ciudad de forma gratuita. Desde “Primrose Hill” o desde “Hamstead Heath” se tienes unas vistas muy bonitas, y si encima vas con buen tiempo, con tu pareja y una botellita de vino mejor que mejor.

Pues eso, que como siempre la resolución del combate London Eye vs The Shard está en tus manos. A mi me gustó más el “Shard” pero tampoco menosprecio el “London Eye” que también está muy bien. Los dos me parecen una buena opción, aunque no entrarían en mi lista de atracciones imprescindibles.

Puedes dejar un comentario y así contrastamos opiniones o dudas. Si te ha gustado compártelo con tu gente y me harás un poquito más feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba